Negocios Agropecuarios - Venta de Hacienda - Corretaje de Cereal - Servicios Financieros - Transporte - Rosgan

En Santa Fe, los cultivos todavía padecen la sequía.

Cerca de 10 millones de hectáreas enfrentan la peor sequía de los últimos 50 años. Así, el 45% del área sembrada con trigo en esa región, deberá considerarse perdida.

Pese a las lluvias de los últimos días, la falta de humedad persiste en los departamentos del centro-norte santafecino, donde cerca de 10 millones de hectáreas enfrentan la peor sequía de los últimos 50 años. Así, el 45% del área sembrada con trigo en esa región, unas 66.800 hectáreas sobre una superficie cultivada de 148.500 ha, deberá considerarse perdida.
Según el último informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, el déficit hídrico sigue perjudicando los trigales, ya en etapa reproductiva, e incidirá directamente en la producción final, estimándose para el área un rinde aproximado de 20 a 22 quintales por hectárea.
Las lluvias escasas posibilitaron la reanudación de la siembra del girasol en los departamentos del oeste y del centro-norte provincial, que estaban muy atrasadas. Se prevé que se implanten con la oleaginosa unas 85.000 hectáreas, un 24% por debajo de la estimación inicial, de 112.000 hectáreas, y un 16% inferior a la superficie del ciclo agrícola anterior, de 101.000 ha.
También se reactivó la implantación del maíz de primera, cuya ventana óptima de siembra está próxima a cerrarse. Para el cereal se prevé una caída de área del 10% respecto de las 95.000 ha sembradas en el ciclo anterior. Finalmente, la Bolsa expuso el caso de la soja: “Se reafirma la estimación de que se sembrará un 20% más, con una proyección de 1.000.000 de hectáreas para el centro-norte de la provincia”.

Fuente: EdicionRural

X