Mastitis: investigadoras prueban el aceite de peperina para tratar esta enfermedad en bovinos

Según indican, la peperina podría ser una muy buena alternativa para hacerle frente a una de las enfermedades que más bajan el rendimiento en rodeos bovinos: la mastitis.

Investigadoras de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) y del Conicet comenzarán a probar si el aceite esencial de peperina podria funcionar como antiséptico.

Crean una App para medir costos, eficiencia productiva y rentabilidad en los tambos
Así lo indica el INTA, a través de un informe que da a conocer esta nueva herramienta. La misma permite realizar una rápida estimación del precio de producción de leche y la rentabilidad.

“A lo largo de los años, hemos visto que tiene propiedades antibacterianas, antivirales y que es un inmunomodulador”, dice Laura Cariddi, una de las microbiólogas del proyecto a un medio cordobés.

Las investigadoras observaron también que el aceite esencial modula la respuesta inmune de la glándula mamaria, es decir que aumenta las defensas para que la glándula esté mejor preparada ante una infección.

En el proyecto también trabajan José María Raviolo, y las becarias doctorales Ivana Montironi, Noelia Campra y Melina Moliva.

Según indican las investigadoras, en un primer lugar probaron el aceite en un modelo experimental con ratones, que aseguran que “tienen una glándula mamaria similar a la de las vacas”. Los resultados fueron exitosos. Luego, probaron la formulación en vacas de tambos de la zona donde también obtuvieron buenos resultados.

Los componentes mayoritarios del aceite esencial son mentona y pulegona, que le dan ese “sabor y aroma particular a la peperina“. Esos mismos compuestos son los que le otorgan el efecto antiséptico. “Cada compuesto por separado no tiene el mismo efecto que el aceite esencial”, dijo Laura Cariddi.

Actualmente, la mastitis se trata con antibióticos. “Hay una tendencia a disminuir o reemplazar los antibióticos, porque se están generando cepas de bacterias resistentes que pueden ser peligrosas para los seres humanos. Además, los residuos de antibióticos pasan a la leche y no se puede comercializar”, explicó otra de las investigadoras y agregó que “así, el uso de un producto natural traería un beneficio económico para los productores y sanitario para toda la población”.

ACEITE DE PEPERINA
El aceite esencial que es de un color amarillo pálido y tiene el olor característico del “yuyo cordobés” según indican. Aseguran que con tan solo 100 gramos de peperina se obtienen hasta 3 mililitros de aceite esencial. Aseguran que la formulación será un pomo de aplicación intramamaria.

En cuanto al gusto de la leche, Cariddi dijo que “contemplaremos si quedan residuos en la leche. Se realizarán pruebas organolépticas para determinar si hay cambios en el aroma o en el sabor”.

Fuente: http://www.infocampo.com.ar

Deja un comentario