Negocios Agropecuarios - Remates de Hacienda y Ganado - Corretaje de Cereal - Servicios Financieros - Transporte - Rosgan

Polémica por la decisión del Senasa de autorizar faenas móviles

Una reciente resolución del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) que permitirá la faena móvil de ganado de diversas especies en módulos especiales, generó una fuerte controversia en el sector cárnico, con voces que la critican por “inconveniente” en términos sanitarios y otras que la apoyan. Así lo publicó el portal NEA Rural.

Mediante la resolución 510/2012, el titular del SENASA, Marcelo Míguez, creó la “categoría de sala de faena móvil en punto fijo para abastecimiento local”. Por eso se entiende a estructuras modulares capaces de ser trasladadas entre distintos puntos fijos. A decir de La Nación, en la teoría, la norma estaría dirigida a beneficiar a pequeños productores, en especial, a quienes están en lugares donde no hay mataderos o se encuentran alejados de su región de producción. “La tecnología a incorporar en el sector cárnico apunta a promover el agregado de valor en origen, favoreciendo una mayor participación de la renta por parte de los pequeños productores de las diferentes provincias y municipios del país”, indica la normativa.

Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (CICCRA), consideró que la medida “va en contra de toda lógica sanitaria y comercial. Puede favorecer la faena clandestina. ¿Quién va a controlar eso?, ¿qué veterinario va a estar controlando?”. En su artículo 4, la resolución establece diversos requisitos sanitarios, operatividad y de tratamiento de residuos que deberán cumplirse para la habilitación de estas salas de faena.

Por su parte, Víctor Tonelli, analista del mercado de carnes, también sumó críticas a la medida del organismo sanitario. “Hoy, el propio SENASA no está controlando las faenas de centenas de frigoríficos municipales, que son los que hoy realizan las tareas. ¿Por qué el esfuerzo no se orientó en mejorar y controlar lo que ya existe, que seguramente resultaría más práctico y económico que salir a competir con las [plantas] ya instaladas?”, expresó. “Lo veo poco práctico y más orientado a sostener el relato de defensa y desarrollo de los pequeños productores, que sin dudas necesitan apoyo, pero que, en principio, no comprendo la practicidad y eficiencia de la herramienta elegida”, concluyó Tonelli.

Mariano Bondone, miembro de la Federación Agraria Argentina (FAA) y ex vicepresidente de la Comisión de Ganadería de esa entidad, cree que las salas de faena móvil pueden ayudar a los pequeños productores a bajar costos. El dirigente viene impulsando desde hace varios años que haya mataderos de estas características y afirma que su operatoria debería estar en manos de los productores.

“Se cubriría la necesidad de los productores que no cuentan en sus lugares de residencia con establecimientos destinados a la faena. Los productores de baja escala de producción que no puedan acceder a los grandes frigoríficos estarían en condiciones de faenar sus propios animales”, comentó. Para Bondone, esta medida podría tener también otros dos efectos: bajar la emisión de gases responsables del efecto invernadero al reducirse los viajes en camión hasta centros de faena, que están a largas distancias, y mejorar el bienestar animal del ganado, que hoy soporta el estrés del traslado.

Fuente: PuntoBiz

X