Negocios Agropecuarios - Venta de Hacienda - Corretaje de Cereal - Servicios Financieros - Transporte - Rosgan

Prevén alta oferta de carne durante los próximos meses

El presidente de la Cámara Argentina de Feed-lot, Santiago Doval, consideró que un incremento en las exportaciones de carne vacuna permitiría contener cualquier “volatilidad” en materia de precios de la hacienda durante el segundo semestre de 2013 y minimizar los efectos que podría tener un exceso de animales en los encierros.

En declaraciones durante la exposición rural de Palermo, Doval apuntó también que los engordes a corral “trabajan hoy con una ocupación de casi 60 por ciento”.

–¿Cómo se encara la actividad de los “feedlots” en el segundo semestre?

–El feedlot , que representa más de la mitad de la faena de hacienda bovina en el país, trabaja hoy con una ocupación de casi 60 por ciento. La estrategia fue preparar a los socios de la cámara para que no se repita la gran oferta que provocó quebrantos por la baja de precios al cierre de 2012. Hoy la ocupación es menor, ya que se han tomado precauciones para que no haya tanta oferta. A nivel país, sin embargo, en general hay un mayor encierre.

–¿Cómo están los precios de la hacienda?

–El precio de la invernada o el vacuno flaco es de 10 a 11 pesos, y con precios para el gordo, de 10 a 12 pesos, lo que permite asegurar márgenes. El problema viene cuando se desajusta esa relación. Si al criador no le sirve este precio, va a producir menos terneros. Y el feedlot , también va a producir menos gordos, lo que afecta la oferta y provoca la suba de la hacienda en pie. Por ello, la cámara propone que la torta crezca para todos y la forma de agrandarla es vía la exportación.

–¿Se está cerca de la liquidación de hembras?

–La liquidación hace que a mediano plazo haya menos terneros y se entra allí en una vorágine de corto plazo de mayor oferta. Los precios se deprimen y luego rebotan tras tocar un piso. Ahí, un mercado volátil no le sirve a nadie. Ni al engordador, ni al criador, ni al supermercado y tampoco a las carnicerías. Ya que luego se tarda mucho en ajustar los precios de transferencias entre una parte de la cadena y la contraparte que sigue en el negocio.

–¿Qué se puede hacer entonces?

–Para evitar la volatilidad, la única forma de sostener al sector y poder crecer sostenidamente es con un buen precio para el criador y que el engordador no tenga un mercado muy volátil y evitar comprar hacienda a 12 pesos el kilo y luego vender el gordo a nueve pesos, tal como paso en el 2012. Y esto se sostiene con mercados que sostengan los precios. A cierto nivel de precios hay un desahogo y se sabe que se puede exportar. Creemos que esa es la salida y lo que evitaría cualquier nueva crisis y una nueva liquidación de vientres.

Fuente: La Voz

X