Negocios Agropecuarios - Venta de Hacienda - Corretaje de Cereal - Servicios Financieros - Transporte - Rosgan

Prevén que El Niño 2015/2016será uno de los más intensos

El fenómeno El Niño en el ciclo agropecuario 2015/2016 se perfila como uno de los más intensos que se hayan registrado, de acuerdo con el último panorama agroclimático estacional elaborado por Eduardo Sierra para la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Según sus conclusiones, tal escenario representará para la actividad ganadera buena disponibilidad de forraje, pero problemas sanitarios y de piso, causados por los excesos hídricos que se esperan. Asimismo, se darán lapsos prolongados con fuertes calores y alta humedad atmosférica, que estresarán al ganado y perjudicarán especialmente a la producción lechera.

La posible crecida de los grandes ríos pondrá en peligro la veraneada en la zona de islas. Los descensos térmicos tardíos provocarán un fuerte estrés a los animales que se encuentran en zonas bajas, anegadas o encharcadas.

Cultivos invernales. El trigo y los demás cereales de invierno, así como la colza, sufrirán problemas por los excesos de temperatura y humedad. Si bien se producirán entradas de aire polar, que proveerán frío, se intercalarán lapsos cálidos, con temperaturas devernalizantes, que harán perder la mayor parte del frío acumulado. Adicionalmente, su etapa reproductiva de fines de invierno y comienzos de primavera, será afectada por la alta incidencia de enfermedades producida por los excesos de temperatura y humedad, así como por la posible ocurrencia de tormentas graniceras. La cosecha, acondicionamiento, almacenaje y transporte, serán obstaculizadas por las fuertes lluvias esperadas hacia la segunda mitad de la primavera.

Cultivos estivales. Por su buena respuesta a condiciones de calor y humedad, el maíz y la soja responderán bien a las condiciones esperadas. No obstante, debe preverse una fuerte presión de malezas, plagas y enfermedades. Asimismo, se dará el riesgo de tormentas graniceras. La cosecha, acondicionamiento, almacenaje y transporte, serán obstaculizadas por las fuertes lluvias esperadas.

Las cuencas de los ríos de llanura se mantendrán en riesgo de inundaciones debido a la posibilidad de que se produzcan fuertes lluvias locales.

Por su parte, las zonas ribereñas bajas del litoral fluvial se verán expuestas a las crecidas de los grandes ríos debido a precipitaciones abundantes que se producirán en sus cuencas, tanto en los tramos inferiores, dentro del país, como en sus altas cuencas, ubicadas fuera del país, en territorios de Bolivia, Paraguay y Brasil.

El informe insiste en que, las irregularidades exhibidas por el agroclima durante las últimas campañas agrícolas, tanto a nivel nacional como internacional, indican que no es prudente hacer cálculos exitistas, y que debe dejarse siempre un margen de seguridad en las proyecciones económicas y productivas que se realicen.

X