Negocios Agropecuarios - Remates de Hacienda y Ganado - Corretaje de Cereal - Servicios Financieros - Transporte - Rosgan

Silobolsas: derogan una resolución que obligaba a informar las ventas a las empresas fabricantes

La AFIP derogó una resolución que obligaba a las empresas fabricantes y proveedoras de silobolsas a informar sus ventas.

Mediante la resolución 4025-E, el organismo que conduce Alberto Abad dejó sin efecto la norma 3745, que había dictado en febrero de 2015 el ex jefe de la Afip, Ricardo Echegaray, para relevar la comercialización de estos productos que sirven para almacenar granos en el campo.

La resolución de Echegaray surgió en un momento en que el gobierno de Cristina Kirchner acusaba a los productores de retener la soja en esos bolsones de plástico y demorar su venta afectando el ingreso de divisas.

Desde un principio, los fabricantes de silobolsas consideraron que esa resolución significaba duplicar información, ya que la AFIP sabía sus ventas por la facturación electrónica.

“Esa resolución era redundante, no tenía razón de ser e implicaba un costo administrativo”, contaron en una empresa del rubro, que todos los meses le proporcionaba esa información a la AFIP. “Esa norma fue parte de la guerra con el campo”, agregaron.

Alejandro Larroudé, socio de Barrero & Larroudé, señaló que los fabricantes y vendedores no tendrán que informar más las operaciones y consideró que debería haber otra resolución que aclare que el productor tampoco tenga que informar, cuando declare sus existencias, si ha comprado silobolsas.

“Con el régimen de capacidad productiva por las existencias al 31 de agosto de cada año, además de la información relativa a los granos, el productor debe informar si ha comprado silobolsa, de qué capacidad es y el CUIT del proveedor. Por ahora el que no tiene que informar más es el vendedor y/o fabricante de silo bolsa. Tal vez una nueva resolución aclare antes del vencimiento de la capacidad productiva que esta información que debe brindar el productor también se derogue”, indicó Larroudé.

Fuente: La Nación

X