Negocios Agropecuarios - Venta de Hacienda - Corretaje de Cereal - Servicios Financieros - Transporte - Rosgan

Temen que el calor y la escasez de lluvias afecten a los cultivos de maíz y soja

Las elevadas temperaturas desde mediados de la semana pasada en la región agrícola están causando una rápida merma de la humedad en los campos, que no recibirían alivio durante el resto del mes de diciembre, que seguiría seco, según explicó ayer un experto climático.
Las abundantes lluvias que se reportaron en noviembre dejaron buenas reservas de agua a los suelos agrícolas de la Argentina, exportador mundial líder de granos y derivados, y había servido para poner fin a un extenso período de clima seco, que disparó temores por la siembra de maíz y soja 2013/14.
Pero la última semana volvieron a surgir nuevas preocupaciones, de la mano de la llegada de las temperaturas y la escasez de lluvias.
“Estamos atravesando una ola de calor muy importante que consume las reservas (de humedad) de los cultivos. Hay maíces que ya se empiezan a consumir”, comentó a Reuters Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada.
El maíz y la soja recién sembrados en el cinturón agrícola de la Argentina, que es el tercer proveedor internacional de ambos granos, se están viendo extenuados por agobiantes temperaturas de unos 36ºC, unos 6ºC por encima de lo habitual.
“No es una situación de gravedad ahora, pero el problema es que el pronóstico no incluye buenas lluvias para el resto de diciembre, que va a ser un mes con precipitaciones por debajo de lo normal”, agregó el experto.
Hasta el jueves pasado, los agricultores habían sembrado el 66% de los 20,7 millones de hectáreas previstos para la soja de la campaña 2013/14, y el 52% de los 5,7 millones de hectáreas previstos para el maíz.
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó ayer que durante las últimas 24 horas sólo se registraron algunas precipitaciones escasas y aisladas en el norte de la provincia de Buenos Aires y en el extremo sur de Entre Ríos.
Heinzenknecht dijo que se prevé una leve baja de las temperaturas el jueves y el viernes, pero que luego volverán a subir. Y que además persistirá el clima seco.
“El resumen de diciembre es deficitario. Sin embargo, la situación no es estructural y uno puede esperar mejoras en la transición al mes de enero”, afirmó el meteorólogo.
La región agropecuaria central del país austral está compuesta por gran parte de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.
El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) prevé para la campaña argentina 2013/14 una cosecha de soja de 54,5 millones de toneladas y una de maíz de 26 millones.

X